12 de octubre de 2010

La pasá

No sólo las aves se desplazan en este período otoñal. Una vez llegado el tardíu, el ganado que ha estado pastando en libertad en el puertu desde finales de la primavera, es recogido para ser conducido al fondo de los valles y los montes bajos, donde pasará los rigores invernales.

Llega el momento de las ferias de año, casi una en cada municipio, donde se exhibe el ganado que baja del monte con sus mejores galas y su mejor aspecto anual, tras alimentarse en las cumbres de la cordillera Cantábrica, en compañía de Rebecos y Ciervos, entre Lobos y Osos.


Hoy en Cabezón de la Sal tuvo lugar una de esas míticas ferias de año, dedicada por completo a la raza tudanca, una de las tres razas de vacas autóctonas de Cantabria, la originaria de los valles occidentales. Se congregaron cerca de 1.400 ejemplares, de más de medio centenar de ganaderías de los valles del Besaya, Saja, Nansa y Deva principalmente.

La vaca tudanca fue en décadas pasadas la gran sustentadora de las gentes que habitaban en estos valles y montes. Por la parte que me toca, sustentadora de mis antepasados, mi abuela, sus hermanos y mis bisabuelos, habitantes de la pequeña aldea de Santotís, en el municipio de Tudanca.


Aquí os dejo un par de videos de la pasá.




video

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario