10 de marzo de 2011

Carnívoros y aves forestales


Ayer por la mañana estuve por el alto Saja, disfrutando de una bonita mañana primaveral y de una de esas maravillosas jornadas que de vez en cuando te brinda la naturaleza.

Llegué poco después del amanecer a mi punto de observación. Los grupos de Ciervas Cervus elaphus se agrupan en las laderas solanas libres de la nieve, en busca de alimento. Un Gato montés Felis silvestris se mueve por un sector supraforestal nevado, ocultándose en unas rocas calizas. Más tarde un Zorro Vulpes vulpes atraviesa un gran nevero en una braña.



A media mañana me desplazo a otro sector, esta vez dentro del hayedo, donde observo varios Corzos Capreolus capreolus 2 machos y 3 hembras en total, además de varios grupos de Ciervas. Los Buitres leonados Gyps fulvus sobrevuelan el bosque y los Pitos reales reclaman frecuentemente. También un Pico mediano Dendrocopos medius que reclama en la espesura del hayedo.
Andando por la pista localizo una Marta Martes martes que cruza la misma desde la ladera de abajo. Me aproximo en silencio y me acerco a ella a escasos metros, mientras olfatea en la cuneta. Se muestra descarada y me ignora. Sube el pequeño talud de la pista y sigue a lo suyo, prospectando el suelo del hayedo. Incluso saco el móvil y le grabo un video moviéndose ladera arriba.

Por el bosque gran actividad de los paseriformes forestales, con Herrerillo capuchino, Carbonero palustre, Carbonero garrapinos y también una pareja de Agateador norteño.

Como broche final a la mañana, cuando descendía por la ladera del hayedo, suena un inconfundible reclamo ladera abajo. Se trata de una hembra de Picamaderos negro Dryocopus martius posada en la parte inferior del tronco de un gran haya. Su figura negra y su boina roja se recortan contra el verde del musgo que cubre el tronco, mientras de vez en cuando abre su pico para emitir su característico reclamo. Ahí la dejo y sigo descendiendo, llegando por fin al coche.

video video

2 comentarios:

  1. Enhorabuena, Alejandro, por la gran mañana de Naturaleza que tuviste. Me quedo con el encuentro con la Marta, ya me hubiera gustado estar ahí para verla "en directo" por primera vez. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ángel, todo llega, a poco que te muevas por estos montes acabará saliendo. Saludos.

    ResponderEliminar