6 de julio de 2016

Bielorrusia 4ª parte; Río Prypiat

El día 10 de mayo a eso de las 11h dejamos atrás Pruzany y los bosques de Bialowieza y su entorno, para poner rumbo a Turov (o Turau) en la provincia de Gómel al sur del país y donde estuvimos visitando el entorno del río Prypiat (o Prípiat) hasta el 13 de mayo. Este espectacular río recorre una extensa llanura y posee numerosos meandros abandonados rodeados de saucedas y otras formaciones de ribera, que son el hogar de numerosas aves acuáticas y paseriformes, además de una rica herpetofauna. Es un río tristemente famoso por ser el que enfriaba con sus aguas el reactor de la antigua central nuclear de Chernobyl en Ucrania, hacia donde se dirige cuando abandona tierras de Bielorrusia.




De camino a Turov paramos en un lago donde vemos especies como fumarel aliblanco, fumarel común, charrán común, gaviota enana, gaviota cáspica, chorlitejo chico o porrón moñudo entre otras. Más adelante en una charca junto a la carretera veríamos combatiente en plumaje nupcial, andarríos bastardo y correlimos común. A las 19h llegamos a Turov.

El 11 de mayo desayunamos a las 8h y marchamos hacia el río Prypiat, haciendo de camino una parada en una charca donde se concentraban especies como charrán común, fumarel cariblanco y común, aguja colinegra, combatiente, andarríos bastardo y cerceta carretona.




Justo antes de llegar al río localizamos en unas tierras de labor una pareja de perdiz pardilla, que raro se hace verlas en Europa en llanuras de cultivo, siendo en Iberia una especie de montaña. 




Ya en el río y sus riberas localizamos nuestra primera pareja de herrerillo ciáneo, uno de los objetivos del viaje ya que las poblaciones del río Prypiat son las únicas de Europa para este paseriforme. La pareja en cuestión estaba aún construyendo su nido en una gran caja metálica junto a la ribera. 





En la zona vemos también otros paseriformes como ruiseñor ruso y curruca zarcerilla, un bonito macho de lagarto ágil y un sapo de espuelas pardo Pelobates fuscus.




Por la tarde visitamos otra zona del río y su área de influencia, en un mosaico de herbazales, charcas y el propio río. Localizamos una pareja de andarríos del Terek, otro de los objetivos del viaje, además de limícolas tales como avefría europea, ostrero euroasiático, andarríos bastardo o combatiente. Escuchamos frecuentes ejemplares de guión de codornices, aunque sólo conseguimos ver bien un individuo. En una charca cantaban diversos ejemplares de sapo de vientre de fuego Bombina bombina.




Termina la jornada con la observación de una cigüeña negra en el río y dos ejemplares de agachadiza real en una zona de lek, pero que debido al viento no estaban muy activos, por lo que regresaríamos al día siguiente al atardecer para disfrutar mejor de la especie.

El día 12 de mayo madrugamos y a las 6h ya marchamos del hotel para visitar de nuevo las riberas del río Prypiat. Primero volvemos a visitar la pareja de herrerillo ciáneo y después nos trasladamos a otro sector donde vemos zarcero icterino y localizamos otra pareja nueva de herrerillo ciáneo, que estaba criando en un hueco de un sauce en la ribera y ya tiene pollos. En el lugar una culebra de collar, especie frecuente.






En las charcas y meandros abandonados del entorno vemos charrancito común, charrán común, fumarel común, fumarel cariblanco, escribano palustre, lavandera boyera, alcaudón dorsirrojo y una colonia de avión zapador. 

Por la tarde visitamos una estación de anillamiento de limícolas y en los árboles del entorno detectamos un macho de camachuelo carminoso.




Al atardecer regresamos al lek de la agachadiza real, esta vez la observación es de mucha más calidad, ya que las aves están activas, cantando, haciendo cortas persecuciones y saltos de exhibición. Contamos al menos una decena de aves activas. Sin duda una de las observaciones más bonitas del viaje de otra de las especies objetivo.




En la zona vemos otras especies como cigüeña negra, un grupo de garceta grande en vuelo, fumarel aliblanco y común, charrancito común o aguilucho lagunero occidental. 




Como broche a la jornada, una nueva especie de anfibio, sapo verde Bufo (Bufotes) viridis.




A las 20h llegamos al hotel, donde después de una contundente cena brindamos con vodka para celebrar las observaciones.

El día 13 de mayo dejamos atrás el río Prypiat y ponemos rumbo a la capital de Bielorrusia, Minsk, donde haremos pernocta la última noche antes de coger el vuelo el día 14. De camino realizamos alguna parada en lugares interesantes, como una laguna rodeada de bosque donde observamos porrón osculado, serreta chica, gaviota cáspica y una pareja de pigargo europeo sobrevolando la misma. 




Más adelante pararíamos en un lago en un entorno forestal donde además de garceta grande vemos varios ejemplares de pagaza piquirroja, seguramente sedimentados en su migración al mar Báltico, donde crían. En el bosque contiguo vemos un picamaderos negro del que localizamos su nido en un pino silvestre.

Por último y para llevarnos buen sabor de Bielorrusia, hacemos otra parada en un sector de praderías inundadas, con charcas y canales y bosques contiguos donde localizamos otra especie objetivo, la lavandera cetrina.




Por la tarde llegamos a Minsk, donde tras instalarnos en el hotel visitamos una sala de conciertos de rock, donde nos damos una buena cena y luego a disfrutar de nuestro ambiente preferido, con un par de conciertos hasta a la madrugada. Así finalizamos este corto pero intenso viaje a Bielorrusia, un país cercano pero muy desconocido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada