2 de abril de 2016

Rastros

Los senderos del bosque delatan la actividad de la fauna cantábrica. Atrás quedó ya el celo de animales como el lobo, zorro o gato montés y a lo largo de las próximas semanas vendrán al mundo las nuevas generaciones de estos y otros animales.

Rastros de lobo ibérico Canis lupus signatus. En la parte inferior izquierda de la primera foto se puede ver un excremento de zorro rojo Vulpes vulpes, que utilizó el excremento del lobo para su propio marcaje territorial. Esto no es excepcional y de los nueve excrementos de lobo localizados esa jornada, tres de ellos estaban a su vez marcados por el zorro. 





Típico excremento de marta Martes martes en período invernal y comienzos de primavera, con semillas de hiedra.




Los senderos del bosque son transitados por diferentes animales, que encuentran en ellos un lugar por el que caminar fácilmente a lo largo de su territorio. En este caso un gato montés Felis silvestris y un tejón Meles meles cruzaron sus pasos. 




Por último, las típicas hozaduras de jabalí Sus scrofa en una braña.



No hay comentarios:

Publicar un comentario